Inicio > Quienes somos > Filosofía

Filosofía

IC-A, el referente de los Consejeros

El Instituto de Consejeros Administradores, IC-A, la asociación española de Consejeros, es una asociación sin ánimo de lucro que no se adscribe a ninguna ideología determinada ni a ningún credo religioso. La integración de cada Socio en la Asociación se realiza a título personal y no implica vinculación especial de ésta con ningún sector de la actividad económica o empresarial del país, ni con ninguna sociedad o entidad concreta.

El IC-A reúne como colectivo a los Consejeros-Administradores de empresas o entidades con el objetivo de profesionalizar la función del Consejo de Administración de las empresas o entidades y situarse en el centro del debate sobre la responsabilidad que deben asumir los consejeros y administradores y el papel que deben desempeñar, teniendo como referentes “desarrollo y sostenibilidad empresarial, profesionalización e integridad”. Para ello, se centra en apoyar, representar y fijar estándares de comportamiento de los consejeros de entidades y sociedades, al objeto de profesionalizar su labor y dignificar su función. 

De esta forma, el IC-A contribuye al buen funcionamiento del Consejo de Administración, lo que constituye una garantía para la buena marcha y la sostenibilidad de la Sociedad, para el adecuado control de su funcionamiento y para el deseable equilibrio entre los intereses de los diversos actores involucrados en la vida y los resultados de la Sociedad. No en vano, el Buen Gobierno debe constituir una aspiración legítima de toda empresa, cotizada o no, y entidad.

En cuanto al perfil de los/as Socios/as del IC-A, éstos son tanto consejeros ejecutivos, como consejeros no ejecutivos, consejeros dominicales y consejeros independientes y proceden de diferentes sectores de la economía, incluyendo consejeros de empresas No cotizadas, de empresas cotizadas en Bolsa, de empresas familiares o start-ups, de multinacionales, bancos, cajas de ahorro, asociaciones y fundaciones (ONG), entidades o instituciones públicas, así como la Alta Dirección que reporta al Consejo de Administración.

Desde el IC-A se trasladan a la Administración, a los medios de comunicación y a la sociedad las opiniones de los consejeros y administradores. 

El IC-A actúa como interlocutor entre los distintos entes e impulsa la voz de los Consejeros en España.

El Instituto de Consejeros-Administradores se financia por la vía de las cuotas de socios,  así como por la vía de eventos, programas de desarrollo profesional y formación de Consejeros y patrocinios.

El IC-A es el representante español en la Confederación Europea de Asociaciones de Consejeros (ecoDa) con sede en Bruselas, que representa a un colectivo de más de 55.000 Consejeros – Administradores de toda Europa y es un lobby importante a la hora de influir en propuestas y decisiones que en materia de Gobierno Corporativo emanan de las Directivas de la Unión Europea (UE). ecoDa es la voz paneuropea de los miembros del Consejo de Administración.

Así mismo, el IC-A mantiene estrechas relaciones con los principales actores de Gobierno Corporativo e inversores internacionales, como el gestor de inversiones independiente Hermes, la asociación mundial de inversores institucionales internacionales ICGN, el foro mundial de gobierno corporativo (GCGF) del Banco Mundial/OECD, entre otros.